PHANTOM THREAD (2017)

phantomthread_payoffposter
Haz clic para ver el trailer

Gloria Morales

Por películas como Inherent Vice (2014) y Magnolia (1999) me había alejado de Anderson, aunque respeté mucho su trabajo con There will be blood (2007)… con Phantom Thread creo haber aprendido algo de él, que seguramente me ayudará a ver el resto de su obra: a él le gusta problematizar las relaciones humanas afectivas y llevar al extremo la concepción tradicional de amor, desestabilizarla. Esta es una obra que me inquietó, que disfruté y que me incomodó gratamente. De entrada, ya tiene todo mi afecto que Daniel Day-Lewis protagonice esta historia y que haya tanto detalle y minuciosidad en la creación de un modisto y de su forma de entender su trabajo, su soledad, la belleza y la vida. Me gustó que la película muestra que el amor puede ser venenoso y adictivo y, a pesar de ello o gracias a ello, queremos tanto el amor, lo necesitamos tanto. Me entretuvo la creación de esa historia de celos, silencio, cálculo y luchas internas por reconocer el afecto, y me cuestionó mucho lo enfermizo que, en la misma normalidad, puede ser un amor. Claramente muestra a un hombre dominante, centrado en sí mismo, egoísta y acostumbrado al éxito, pero también juega a doblegar esa imagen con la paciencia y el ingenio femenino. No es increíble en su producción poética o visual, pero sí cuestionadora e intensa.

phantom-thread

Javi Pérez Osorio

Han pasado varias semanas desde que vi Phatom Thread, porque al verla no encontré nada que me llamara particularmente la atención. Reconozco que esperaba algo similar al resultado explosivo que la dupla Anderson-Day-Lewis había producido antes en There Will Be Blood.  Al pasar los días, esta película sobre la vida de un modista obsesionado con la perfección, y con el control de todo y todos a su alrededor finalmente me abrió una brecha para “leerla”. Phantom Thread para mí es un retrato de la miseria humana enmarcado en la opulencia material. El director se ocupa, con delicadeza pero sin apuestas particularmente notorias, de construir el fascinante entorno material en el cual se mueve este modisto. Sin embargo, el mundo alucinante de la moda, el esplendor de los paisajes y la suntuosidad de los recintos, la bellísima y casi ininterrumpida banda sonora a cargo de Jonny Greenwood, actúan como elementos de contraste para resaltar aquel caos interior que se esconde detrás de las obsesiones normalizadas de un hombre muy humano, al mismo tiempo genial y mostruoso. El personaje que construye la película termina desproveyéndose de toda vestidura para quedar desnudo: a la luz aquel temor tan humano de aparecer vulnerables ante otros; expuesto el doble filo del amor que puede tornar con facilidad la ternura y el cuidado en dominación y condescendencia; revelada la ineficacia y el engaño de esos pequeños universos que creamos para protegernos de la irremediable certeza de la muerte. La condición humana que en sus diferentes manifestaciones nos conforma a todos.

Sin lugar a dudas, el personaje de la compañera (Vicky Kriepsde Day-Lewis es parte esencial de lo inquietante de la película. Bastante podría decirse de esta representación de una mujer que a punta de abnegación, terquedad, y algo de maldad, logra hacerse un lugar en la vida del modisto, y en un mundo masculino donde las mujeres son prácticamente objetos. Esa reflexión la dejo para después, o para alguien más que se anime a hacerla.

phantom-thread1

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: