Xenofobia en A TIRO LIMPIO (1996)

Llegué a casa preparé la cena y encendí el televisor. Mientras cenaba sintonicé La 2 de TVE y justo comenzaba una peli: A tiro limpio del director español Jesús Mora.

Una serie de localizaciones portuarias me resultaron familiares… y, ¡efectivamente!, se trataba de la ciudad donde tantos años viví: Las Palmas de Gran Canaria (África-España). Y ahí despertó mi interés. Porque siempre pensé que era una ciudad perfecta para rodar una peli o una serie policíaca.

A tiro limpio_02.png

Por la fotografía, de color velado, los créditos de inicio, así como por el ritmo y el look de los personajes; por todo; parecía un film de comienzos de los años 80. Agarro el mando de la tele, solicito la sinopsis y para mi sorpresa A tiro limpio es de 1996 (…)

Como protagonista un gallardo y apuesto Toni Cantó (hoy por hoy político – bufón en las cortes españolas por uno de los principales partidos: Ciudadanos). Como novia del prota: una preciosa Laura Pamplona. Cerrando el elenco principal: Adolfo Fernández y Luis Rodrigues, un brasileño tan mal actor el pobre que ni Google lo encuentra.

A tiro limpio_03.png

Va transcurriendo la cinta… y al saber que la historia se desarrolla en las islas Canarias empieza a molestar ese acento castellano, de español europeo. Pienso, bueno… igual es que los personajes son peninsulares… pero nada más lejos de la realidad. A excepción del brasileño, los personajes son oriundos de Gran Canaria. Hmmm, cómo decirlo… WTH colonialismo lingüístico, man?

Como actor, cuando fui a estudiar Arte Dramático a Madrid me exigían un acento castellano neutro para poder acceder a la Universidad. Tuve que trabajar duro. Luego lo agradecí porque puedo adoptar diversos acentos, como actor me ha servido.

Pero una cosa es eso y otra que, como actor, a la hora de abordar un personaje ignore tanto su procedencia como dónde reside, no adoptando su acento ni su léxico. Es muy distinto. La lengua forma parte primordial de la cultura, e ignorar el dialecto de una región es de una falta de respeto impresionante. No sé de quién sería la decisión… si del reparto, si del director, si del director de actores… pero me sentí afrentado. Ese tipo de decisiones las toman el mismo tipo de gente que no te coge en un casting por el acento. Que personalmente no me ha ocurrido, pero a compañerxs míxs sí. Ya fuere por acento Canario, Andaluz, Chileno, Mexicano… Me resulta vergonzosa la xenofobia lingüística subyacente. Me recuerda al comentario de un estudiante vallisoletano que se encontraba estudiando de beca SENECA en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en el que decía: “Oigo al profesor dando la clase, y sabrá todo lo que sabe, pero con ese acento me cuesta tomármelo en serio.”

A tiro limpio.png

Por lo demás A tiro limpio es una película de atracadores, interesante en aspectos sociales, con un fuerte componente LGTBi. Hay algo de la poética de Buero Vallejo en el desarrollo de los personajes y eso siempre es de agradecer. El guion está bien dibujado y posee una dirección decente (hay que tener en cuenta que se trata del segundo largometraje de Jesús Mora), aunque quizá sea en este aspecto dónde más flaquea el film. La verdad es que sorprende que se rodara tan solo unos añitos antes que Plata Quemada (2000), una película hispano-argentina de temática similar, dirigida por Marcelo Piñeyro, con una maestría y respeto diferentes.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: