LA DEFENSA DEL DRAGÓN (2017)

mv5bywrmmgfjnmetmgu5ny00otu1lweyotqtndqwndy3n2nkntrkxkeyxkfqcgdeqxvynzg1mdi4njy-_v1_sy1000_sx700_al_
Haz clic para ver el trailer.

Me gustó ver La Defensa del Dragón (2017). Disfruté mucho esa cámara sencilla y honesta que recorre la Bogotá pública del centro y la vida privada, nocturna o solitaria de tres hombres, Samuel, Joaquín y Marcos. Resalto ese recorrido de imágenes, colores y sonidos porque actualiza un espacio de la ciudad que parece luchar por la memoria, pero al que el ajetreo de la vida lo agota y angosta. Ver a este trío por la séptima, en La Normanda, en la Jiménez, entre las lonas de un centro que se intenta renovar, activa una historia urbana que Natalia Santa narra con tino y maestría.

Además de las imágenes, la cadencia de la narración se apoya con éxito en los diálogos: trozos divertidos, ingeniosos, estratégicos, bellos de cotidianidad. No sentí que sobrara una canción, un personaje, una línea, una jugada. Todos los personajes cooperan en la creación de un mundo tan tranquilo y turbulento como el del espectador.

defensa-del-dragon

Los conceptos de perder, desplazarse, intentar son inherentes no solo a las partidas de ajedrez que vemos jugar, sino a los esfuerzos de estos personajes por vivir. Vi el intentar y el perder en el homeópata, que busca probar un método mientras juega, pierde y descubre que su intento es un autoengaño para seguir apostando -sin contar con que pierde también a su hijo, desconectado completamente de su padre desde hacía diez años. El profesor parece atento y receptivo a las señales de mujeres que rodean su vida; sin embargo, pierde por una indecisión para actuar, que dista mucho de la determinación con la que sí juega en el tablero. Por último, el relojero, en su intento por probar que el negocio de reparar relojes no digitales le permitirá seguir viviendo… Pierde, mientras duerme en el mismo lugar en el que trabaja, y mientras sigue de cerca a sus amigos del ajedrez.

Disfruté la sencillez y contundencia de una historia de lo cotidiano. Recomiendo la película para reír y pensar en los espacios de la ciudad, en las alianzas vitales que armamos, en lo difícil que es existir y en las estrategias que diseñamos a diario para superar los días.

La defensa del dragón
Haz clic para ver el trailer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: