PAPERMAN (2012)

Image

Ayer jueves, un poco desilusionado, pero no sorprendido, mientras tomaba mi primer café en la mañana y terminaba de leer la prensa colombiana –es decir, me desinformaba-, me dejé cautivar por el último corto de Disney, Paperman. Tan pronto terminé de verlo, no dudé en compartirlo con mis amigos.

Este corto animado lleva ya un tiempo mostrándose en la salas de cine del mundo y, por obvias razones, ha sido nominado a los Oscar, en la categoría mejor corto animado del año. Quiero, entonces, compartir con ustedes dos de las razones que me hicieron adorar, en el sentido más literal de la palabra, este maravilloso trabajo.

Su director, John Kahrs, (talentosísimo animador de muchas de las recientes películas de Disney) da vida al tradicional dibujo a mano animado, y le da protagonismo sobre las nuevas técnicas digitales (¡Qué son también alucinantes!). Por este capricho del director me conecté desde principio con sus dibujos a blanco y negro, porque me transportó de manera inmediata a los domingos en la mañana con mi madre, cuando me llevaba al matinal en los cinemas de Chapinero, en Bogotá. Un viaje a mi infancia, tomado de la mano de mamá, comiendo maíz pira de colores y tomando uva postobón, sentado en sillas de terciopelo rojo, maravillado, en silencio, mientras observaba los clásicos de Disney. ¡Qué buen viaje a mis primeros principios!

Image

Y la segunda razón tiene que ver con la historia de este chico narizón y esta chica de cintura fina y ojos saltones. En Paperman se nos muestra la historia de dos jóvenes que se cruzan en silencio en una estación de tren, desde allí se vinculan, sin saberlo. Rompiendo con la aburrida rutina del joven oficinista, éste se da cuenta que  la guapa inolvidable de la estación trabaja en el edificio del frente; así que locamente y utilizando las hojas membretadas de su despacho empieza a llamar su atención haciendo y lanzando avioncitos de papel desde su ventana. Amigos, estoy convencido (por mi propia historia) que las historias de amor que comienzan con una coincidencia, terminan siendo las que más se recuerdan, las que jamás se olvidan. Sigo creyendo en los amores sencillos, incondicionales y sinceros, en los amores como éste, elementales, infantiles y a blanco y negro. Disfrútenlo ¡Estoy seguro que les encantará tanto como a mí!

Un comentario sobre “PAPERMAN (2012)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: