PULP FICTION (1994)

pulp-fiction-poster

Me imagino que Quentin Tarantino no esperaba que Pulp Fiction (sí, usaré el nombre original, porque el título que le pusieron en Español no dice nada) se convirtiera en una película de culto: aclamada por la crítica, adorada por las masas y prontamente convertida en un clásico de nuestro tiempo. Tres años antes había aparecido con una excelente película, Reservoir Dogs (1992, trailer), que fue su debut como director y escritor. Fue estrenada en el Sundance Festival, la meca del cine independiente, y valorada por la crítica especializada, pero no tuvo gran difusión ni mucho éxito en la taquilla estadounidense. En Reservoir Dogs estaban ya presentes los elementos característicos del trabajo de Tarantino, que harían de Pulp Fiction (y de sus siguientes largometrajes) obras cinematográficas tan particulares: historias contadas en una secuencia de tiempo no lineal, violencia exagerada, referencias a la cultura pop, profanidad generalizada y secuencias realizadas con sumo cuidado. Su carácter inicial fue el de una película independiente, alejado del circuito comercial, por lo cual Reservoir Dogs fue premiada a la postre con el título de “The Greatest Independent Film of all Time”, según la revista Empire (¡Qué buena selección de películas en esa lista!).

Samuel L. Jackson, Uma Thurman, John Travolta, and Bruce Willis as they appear in PULP FICTION, 1994.

Pulp Fiction comenzó de manera distinta. Fue estrenada en una función de media noche en el marco del Festival de Cannes, causando sensación entre la audiencia y obteniendo el premio más importante del certamen: La Palma de Oro a la Mejor Película. De allí en adelante, la película recibió una amplia difusión y un existoso recibimiento, que culminó con nueves nominaciones a los premios Oscar y la estatuilla a Mejor Guión Original.

La semana pasada, cuando estuve viendo esta película con algunos jóvenes, el resultado final fueron rostros cargados de desconcierto e incomprensión, algunos incluso de molestia por una película “tan rara”. Entonces, ¿por qué Pulp Fiction es un clásico?

Pulp Fiction está inspirado en las Pulp Magazines, revistas publicadas a finales del siglo XIX y comienzos del XX, en un papel rústico (denominado “pulp“), que contaban ficciones sobre aventuras de gangsters, entre otros temas. A partior de esta materia prima a la cual el director quiere rendir culto, surge una película con una historia inteligente, un viaje desorientador a través de un extraño mundo, fruto de una mente tan única como la de Tarantino, donde el peligro, el impacto, la hilaridad y el absurdo toman forma a través de una dinámica siempre impredecible. Lo sorprendente es descubrir cuán divertida es la amalgama de estos elementos: ¿Cómo contener la risa (a veces la carcajada) frente a la particular muerte de Marvin, el infortunado compañero de viaje de Vincent y Jules? ¿De qué manera evitar la descarga de humor que recibimos a través del abnegado militar que entrega el reloj dorado al Butch niño? ¡Imposible no divertirse con la angustia de Vincent tratando de salvar a Mia en la casa de su dealer! Esta característica que nos permite acercarnos con ternura y sin asomo de culpa a estos personajes que matan a sangre fría y se mueven en mundos oscuros, mantiene al espectador fuera de balance, arrebatándole cualquier tipo de prejuicio moral que impida disfrutar lo que está sucediendo. La creatividad y frescura de los diálogos, las secuencias y los temas, hacen que una película urdida con referencias múltiples a diferentes obras, se sienta como una creación completamente nueva. Imposible dejar de reconocer, tanto hace casi veinte años como actualmente, la innovación que representa Pulp Fiction.

Por otro lado, la influencia que ha tenido esta película ha sido grande. En primer lugar, la mayoría de los actores que participaron en ella se catapultaron (o lo hicieron por segunda vez, como sucedió con John Travolta) en el mundo del cine, alcanzando cierta categoría al trabajar con Tarantino. Y en segundo lugar, se generó una influencia en la manera de hacer películas, dando origen a un movimiento renovado del Film Noir. Posteriormente surgieron largometrajes inspirados en Pulp Fiction, por ejemplo: Destiny Turns on the Radio (1995), Things to Do in Denver When You’re Dead (1995), 2 Days in the Valley (1996). Además, diversas escenas (el baile de Mia y Vincent, la inyencción de adrenalina a Mia, la cita de Ezequiel recitada por Jules) y diálogos (Vincent y Jules hablando acerca de la “Royale with Cheese“, la expresión de Marsellus: “I’m ‘a get medieval on your ass“) de la película han sido aludidos en otras producciones, convirtiendo a Pulp Fiction en una referencia cultural común.

Finalmente, sólo resta recomendar el trabajo posterior que ha hecho Tarantino, caracterizado por los mismos elementos, organizados siempre de manera nueva: Jackie Brown (1997), Kill Bill Vol. 1 (2003) y Vol. 2 (2004), su participación como director invitado en Sin City (2005), Death Proof (2007) e Inglorious Basterds (2009).

Los dejo con una de las escenas más memorables de Pulp Fiction.

Anuncios

Un comentario sobre “PULP FICTION (1994)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: